De la teoría social de Marx a la teoría crítica latinoamericana

Cátedra: KOHAN

Néstor Kohan

foto y bio

Descripción de la materia:

La gestación de la Sociologíacomo disciplina y su acta de nacimiento en  tanto saber social propio  de la modernidad tienen el sello inconfundible del conflicto.
Hasta su paternidad y su maternidad se encuentran sometidas a disputa. ¿Es la Sociología hija legítima del positivismo posterior a la revolución francesa y contemporáneo de la restauración monárquica (de donde derivaría su obsesión por el orden como objeto de estudio) o, por el contrario, constituye un aheredera crítica de la filosofía clásica alemana y una prolongación de los anhelos revolucionarios de la teoría política del derecho natural? Aquella antigua discusión teórica todavía hoy permanece abierta y no está completamente saldada. Cualquiera sea la respuesta a esa interrogante, lo cierto es que el eurocentrismo impregna desde sus orígenes a este saber ya consagrado en los estudios académicos. Una matriz de pensamiento que ha penetrado las entrañas de las ciencias sociales de la modernidad desde sus primeros pasos. Si la Antropología fue la gran defensora del colonialismo cultural europeo con su permanente cosificación de los pueblos ya sometidoso identificados como posibles objetos de futuras guerras de conquista y saqueo(ubicándolos siempre en el lugar del “otro” y clasificándolos invariablemente como “sociedades folk”, “sociedades
primitivas”, “sociedades antiguas”y otros anatemas similares), la Sociología tampoco hapermanecido inmune a la hegemonía colonialista-occidentalista. El perfume del eurocentrismo impregnó muchas de sus categorías y discursos incluso hasta en las corrientes más insospechadas y con pretensiones genuinamente radicales.  No sólo el positivismo (en todos sus derivados), el estructural-funcionalismo, la sociología comprensiva, la teoría de la acción y la teoría de la modernización cayeron rendidos ante el altar del desarrollo económico social eurocéntrico y el tótem cultural del fetiche occidentalista. Al menos en sus orígenes y primeras formulaciones ni siquiera la teoría social crítica de inspiración marxista—que viene al mundo intentando impugnar precisamente los saberes oficiales legitimantes del orden establecido por las clases dominantes metropolitanas y sus poderes  coloniales—ha logrado sortear semejante obstáculo ideológico. Tanto en determinadas lecturas de la inacabada obra de Marx como en la de significativos epígonos suyos posteriores, se ha ubicado a Europa occidental como el epicentro del desarrollo histórico universal. El progreso, el desarrollo de las fuerzas productivas, el programa de emancipación, los sujetos encargados de realizarlo y el horizonte futuro de una nueva y buenas ociedad se han medido y catalogado en función de una supuesta centralidad universal ubicada en las inequívocas coordenadas del denominado “viejo  Mundo” (y su prolongación transoceánica, los Estados Unidos de Norteamérica).
Dentro de los parámetros de esta curiosa hermenéutica—consagrada durante décadas como “marxismo ortodoxo”, por sus propios partidarios, o “marxismo oficial” por sus impugnadores—, El Capital de Marx terminó convirtiéndose en una nueva filosofía universal de la historia legitimadora de la expansión capitalista. Desde ese tradicional ángulo de abordaje Marx sería
considerado como un legitimador de la expansión colonial europea y norteamericana. Incómodo y disconforme, cargado de improperios morales y protestas éticas, pero legitimador científico y político al fin de cuentas.
Esta materia optativa de la Carrera de Sociología pretende brindar elementos bibliográficos de análisis y estudio para abrir el debate sobre los fundamentos de las teorías sociológicas clásicas y someter a discusión ese tipo de hermenéutica histórica a menudo repetida en el currículum, en las aulas,en manualessociológicos y en programas (tanto de grado como de posgrado) sin mayor examen nireflexión.  Para ello se propone rastrear las huellas de un pensamiento crítico del eurocentrismo no sólo en la propia obra teórica de Marx y en su teoría social sino también en la producción
teórica posterior (sociológica, económica, política, pedagógica y cultural)
de algunxs intelectuales latinoamericanxs altamente significativos que intentaron continuar su derrotero en nuestro continente (desde José Carlos Mariátegui, Julio Antonio Mella, Deodoro Roca y Aníbal Ponce, hasta la teoría marxista de la dependencia, la teología de la liberación y otras  reformulaciones y reapropiaciones más a ctuales de la teoría crítica). Focalizando la mirada en algunos textos y materiales de Karl Marx escasamente transitados y en la recepción y reapropiación del a teoría social marxista en clave latinoamericana, la materia propone reconstruir lecturas inexploradas, identificar préstamos teóricos “olvidados, señalar inflexiones políticas y destacar determinadas producciones culturales heterodoxas de la teoría social crítica generadas a partir de América latina y el Tercer Mundo.

Descargar Programa 2017

Descargar Programa 2015

  • Mail
  • Facebook
  • Sitio Web
Mail
FB
Web
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario